domingo, septiembre 18, 2011

Tan Sólo Unas Líneas


Hoy tenía ganas de escribir algo profundo y que llegara, de algún modo posible hasta el rincón más escondido en la mente de aquel que lo leyera, algo que fuera de cierta forma profundo e inspirador para quien tuviera la oportunidad de inspeccionar el artículo.

Tenía pensado elegir un tema del que nadie hablara y desarrollarlo de tal modo que resultara interesante y entretenido, hablar de ello de una manera amena y asertiva, que fuera fácil de entender y al mismo tiempo que guardara cierto toque de incredulidad.

Pero al sentarme frente al computador, no tuve una idea ni una razón lo suficientemente coherentes como para hacerme teclear rápidamente y llenar el monitor de aquello que hubiese inundado mi mente de inspiración.

Así que resolví de mejor manera, no escribir nada, por ello, se perderán de aquellas líneas coherentes e inspiradoras que si acaso resolvieren alguna epifanía.


Lo siento mucho por ustedes mis queridos lectores, si es que existiese alguno, pero esta noche mientras ustedes se pierden de una magnifica lectura, yo me dispondré a disfrutar una deliciosa cena.


Nemi

No hay comentarios: