Nemi López
Después de una larga ausencia, vuelvo con mi opinión personal de mi más reciente libro terminado y se trata del ya arriba mencionado.

Como todo lo que he leído de este maravilloso autor que es Haruki Murakami, es una obra  genial, escrita con la simplisidad que lo
caracteriza pero al mismo tiempo con la elocuencia que nos transporta al mundo de Murakami casi de manera imperceptible.


A diferencia de otras de sus obras, esta no se desarrolla en un universo alterno o paralelo al nuestro pero no por ello pierde su toque de misterio. Las páginas nos muestran como transcurre la calmada vida de nuestro protagonista, su vida, a simple vista no parece tener de nada anormal pero poco a poco acompañamos al joven Tsukuru en un viaje para descubrir la verdad de un suceso de su pasado que marcó su vida irreversiblemente.

La historia comienza cuando Tsukuru conoce a una persona que sin quererlo, se volverá alguien muy importante en su vida y con su ayuda desenreda los misterios de su pasado para poder al fin soltar esas cadenas que no le permiten avanzar.
Casi de manera paralela, al pasar las hojas, vamos conociendo al Tsukuro de antes y al de hoy, y al hacerlo nos permite comprender su personalidad, conocer su historia y desvelar junto con él, porque su vida es de esa manera.
Como siempre me sucede al terminar uno de los libros de Haruki, me cuesta trabajo salirme de sus páginas y volver a la realidad, y si tu también quuieres acompañar al chico sin color en su peregrinaje, te recomeindo ampliamente este libro y te prometo que no te vas a arrepentir.

Gracias por leer.
Hasta la Próxima.